El diario secreto de Nicole

A raíz del escrito de una amiga mía que forma parte del grupo de wassup “SuperConscientes”, empecé a recordar notas que apuntaba mi madre años atrás en los que hacía reflexiones, poemas, estudios de numerología e incluso relatos basados en regresiones que practicaba en sus ratos libres. Aunque falleció a finales del año 2005, siempre encuentro una excusa para retrasar la lectura de todos aquellos blocs donde apuntaba todas sus cosas, sea porque todavía me afecta el leer sus preocupaciones por todos nosotros, o porque en ellos ya avisaba de un evento el cual no deseaba presenciar en vida.

A su manera me preparó, si es que realmente uno puede estar preparado para lo que estamos viviendo actualmente y menos aún para lo que nos espera en un futuro próximo. Ya sabéis que no creo en las “casualidades”, por lo tanto el poema que voy a escribir aquí me parece mas que acertado y a su vez premonitorio. Algunas veces, cuando llegaba a casa después de pasar una noche en la discoteca con mi entonces pareja, la encontraba pensativa, con cara de preocupación y una mirada tan triste que no podía para nada sospechar la información que manejaba ya en los años 95…

Sabía que leía un libro de profecías de Nostradamus, pero lo que acabo de leer esta misma tarde me ha dejado sin habla. Con gana de llorar, de gritar al cielo que a veces los hijos somos tan extremadamente egoístas que anteponemos nuestras necesidades a las suyas y con ello nos perdemos momentos irrepetibles. Ahora comprendo tantas cosas, tantos silencios, tantas miradas perdidas, tanta tristeza acumulada. Tenía que marcharse físicamente para comprender la magnitud del mensaje que quería transmitirme, y ahora voy encajando todo. Ojalá nos equivoquemos todos y estas predicciones o presentimientos se queden en nada, pero mucho me temo que no solo no son imaginación nuestra, sino que además los viviremos en carne propia y no podremos evitarlo.

Poema escrito por mi madre:

CIVILIZACION

Extravagantes y cambiantes,

en un mundo de mutantes.

Hoy es negro, mañana blanco,

¿Porque no atracar un banco?

Por doquier rige el terror,

no te puedes pasear,

la espalda a guardar.

Nos confunden, nos saquean,

nos invade el horror,

Los cimientos tambalean,

¿Quién nos habla ya de amor?

!Lo que queda es pavor!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s