Egipto es la clave

A menudo representamos un papel que nos ha impuesto nuestra propia familia, adoptamos un rol en el que intentamos encajar para simplemente ser aceptados. Un niño no comprende que sus padres son vulnerables, que son humanos. Los coge como un ejemplo a seguir y los toma de referente.

Aunque nos hayamos vuelto adultos esa imagen sigue en nuestra memoria como si hubiera sido grabado a fuego y cuesta horrores soltar esa creencia. Me siento como si hubiera salido de una cueva oscura, larga y eterna. Por fin veo la luz y con ella se desvelan hechos que sabía de forma mental pero que no había integrado de forma emocional.

Cogiendo distancia me he preguntado quién soy yo, qué me gusta, qué siento, qué deseo en esta existencia. Y la respuesta es vivir mi vida, no adoptar un trabajo que agrade a mi familia o amigos, no adoptar una actitud pacifica sin defenderme de imposiciones y programas mentales caducos.

Centrarme en lo que deseo, sin auto-sabotajes, sin excusas, sin miedos, y para eso hay que tener valor de despedir quien eras, con quien ibas y apartar todo cuanto ya no vibre contigo y desearle lo mejor a las personas que te han acompañado porque aquello que ahora ya no tiene sentido te dio una lección magnifica y nunca hay que arrepentirse de ello.

Ayer cenando con una gran amiga, charlando con ella tuve una revelación. Siempre había creído que Egipto representaba a mi madre. Que en el fondo me había utilizado para su misión de vida y que había cumplido su promesa de entregar su dentadura postiza a Luxor como ella deseaba.

 

Ayer tomé conciencia que a raíz de una regresión que me practicó mi madre, mi padre que es arquitecto “casualmente” construyó una de las discotecas icónicas en Playa de Aro, en la Costa Brava llamada Kamel.

Ahora echando la vista atrás tomo conciencia que he vivido una época extraordinaria, que he sido y soy una privilegiada en muchos aspectos pero sobretodo que he vivido experiencias únicas e irrepetibles. Ahora tomo consciencia que sin mi existencia, muchos de los hechos que he presenciado nunca se habrían dado y siento una responsabilidad y un peso que hasta ahora no había notado.

He conseguido liberarme de una imagen para descubrirme a mi misma sorprendida y agradecida por todo cuanto he vivido, por las personas que se han cruzado en mi vida que a su manera me han intentado echar una mano, y las que no me enseñaron a mantener unos valores y una filosofía que me han allanado el camino quedándome con lo positivo siempre.

Fue ayer cuando me senté a meditar en la punta del muelle de mi pueblo que tuve una experiencia sorprendente. Me gusta pasear pasadas las 12 de la noche porque sé, que la mayoría ya se han retirado a su casa y como mucho puedo encontrarme con algún pescador puntual que ya están acostumbrados a verme por aquella zona. Me senté en el suelo apoyada al muro que rodea el faro, con mi música puesta y dispuesta a relajarme acariciada por un aire fresco y agradable.

Siempre me visualizo a mi misma en medio de la nada, rodeada de oscuridad pero conectada por unos hilos finos de energía a la gente que quiero, luego empiezo a ascender para arriba con una velocidad asombrosa. Veo el cielo lleno de estrellas, veo la luna, y sigo subiendo observando con cuidado como un hilo fino de luz me une a mi cuerpo físico.

Muchas veces recuerdo mi vértigo físico y asustada vuelvo a bajar en cuestión de segundos, sé que es miedo que arrastro de algún mal viaje pero la “descompresión” como lo llamo yo es impresionante. En cuestión de segundos vuelvo a estar dentro de mi, siento mi cuerpo pesado, lento y pienso si la muerte sera sólo liberarme de él y ya no volver más. A medida que vuelvo en mi, empiezo a mover mis manos, mis pies y me siento extraña.

Veo en frente de mi una columna ancha de energía que sube al cielo y se pierde en el infinito, esta vez me sentí con fuerzas y atravesé esta columna. Me metí dentro medio mareada pero tuve el valor suficiente para dar el paso, veía el exterior como a través de una cascada de agua o un espejo, se veía borroso.

Annihilation_interior_zpsyco5rflp.jpg

Mi visión allí dentro era distinta, mi cuerpo físico desprendía luz y recuerdo mirar varias veces al espigón con miedo a que alguien viera mi actitud. Así que salí de aquella columna rodeándola y mirándola desde fuera, estaba alucinada. Me emocioné pensando como era posible que me estuviera pasando esto a mi sola. Y sentí que me vigilaban, no sentí ningún miedo, al contrario. Me sentía protegida, a diferencia de otras veces esta sensación de compañía era como el de unos padres que no interfieren pero te protegen.

Recuerdo secarme las lagrimas de los ojos por tanta emoción contenida y empezar a bajar la cuesta mientras comprendía porque los seres humanos no debemos ni podemos comprender según que secretos del universo, no estamos para nada preparados. Nuestro cuerpo no aguantaría, hice un esfuerzo por contener mi euforia, mi confusión, mi extrañeza.

¿Porque yo? ¿Porque me sucedían estas cosas a solas y no cuando he tenido un grupo de investigación a mi lado con aparatos con los que medir y detectar estos sucesos? Y comprendo de forma súbita el sentimiento de añoranza desde que tuve el honor de entrar y sentarme en el interior de una de las pirámides de Egipto.

¿Seré yo la respuesta a lo que busco fuera? ¿Habré sido yo el detonante de la ardua investigación que en su día mi madre inició sobre el pueblo egipcio? Tal vez sea el momento de armarme de valor y abrir el maletín con notas de mi madre sobre las regresiones y sueños proféticos que apuntaba…

2 comentarios en “Egipto es la clave

  1. Hola,
    Me gustó mucho tu experiencia, es interesante poder vivir algo así. Ya como te conté una vez (me pasó algo parecido) dentro de un agujero de gusano donde termine en el espacio rodeado de estrellas sin ver planeta alguno y en donde, me asusté un poco por sentirme más en la zona que en mi zona de meditación donde estaba en ese momento.
    Saludos Crís.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s