Sesión de cura cuántica estelar

El viernes pasado sentía una especial curiosidad con la cita que me esperaba por la tarde. Como terapeuta era la segunda vez que mi amigo Joan me trataba y estaba realmente intrigada por descubrir como me sentiría en esta ocasión. No suelo sorprenderme con facilidad, con todo lo vivido desde mi infancia estoy acostumbrada a adaptarme a cuanto se me presenta, pero esta vez me cogió de sorpresa la verdad.

La cura cuántica estelar es una técnica para mejorar el campo energético y emocional del espíritu, el cual ayuda básicamente al reajuste del cuerpo físico. Fue iniciar la sesión y ya empecé a notar el trabajo energético que estaba alterando a mi organismo. Como fue una sesión que duró aproximadamente un par de horas, relataré de forma cronológica y lo más precisa posible todo lo que sentí.

Cuando llevaba unos minutos estirada en la camilla me vi a mi misma como un paquete de regalo y veía a Joan estirando un lazo a mi alrededor para atarme, eso de por sí ya me dejó descolocada pero solo era el principio. Seguidamente sentí como unas olas de energía que iban cambiando de colores a cada oleaje empezando a la altura de mi cabeza atravesando mi cuerpo y perdiéndose a mis pies.

71736026-resumen-de-agua-de-mar-pequeñas-olas-un-día-soleado-de-verano-caminata-romántica-durante-la-puesta-del-sol-

Sentí palpitaciones en varios puntos de mi cuerpo acompañadas de un intenso calor, observé como una masa oscura que se encontraba repartida se concentraba en la zona de los pies y, como si de petróleo se tratara, goteaba por la punta de los dedos desapareciendo lentamente. Luego empecé a sentirme extraña, veía cómo el escenario que me rodeaba se alejaba de mí causando un efecto óptico bastante desagradable y recordé que ese estado me era familiar. De pequeña pasaba horas sentada en una silla alucinando por esa sensación de irrealidad de la que no podía escapar.

image.img.1280

De repente me vi a mí misma agarrada a los barrotes sentada en mi cuna, observando a dos entidades de color azul que me eran muy familiares. Uno de ellos bastante alto y el otro más bajo, estaban juntos y parecían vigilarme. Noté que querían explicarme de donde procedo. Viajé en una especie de tobogán que parecía un río de colores, me fui deslizando hasta llegar a una ciudad espectacular. Estaba construida en colores claros y brillantes: azules, blancos y plateados. El tobogán me soltó y vi con asombro que iba sentada en una plataforma circular que se desplazaba por si solo hasta detenerse a la altura de un enganche construido en el suelo, allí me esperaban seres pequeñitos como yo. La diferencia que yo era de color naranja y el resto de diferentes colores, todos nos miramos sorprendidos sin entender muy bien ni qué lugar era ni que debíamos hacer.

Aviares-Azules-alianza-seres-esfera.jpg

Cuando llevaba unos minutos inmóvil en el mismo lugar, sentí que se acercaban estos seres azules y uno de ellos dirigió su mano hacia mi cabeza. Emitió un rayo de luz transmitiéndome pensamientos acompañados de imágenes, comprendí súbitamente que habían “alterado” mi organismo para llevar a cabo una misión como ser humano. Comprendí que era una privilegiada que se encargaría de interpretar un papel en el que la sabiduría e información que había adquirido era clave en sus objetivos.

En el momento que estuve expuesta a este rayo de luz vi una pieza que me recordaba al símbolo del adn, aparte vi que estaba constituida por letras, números, colores y olores. Me percaté que al resto de seres que se encontraban cerca de mí les hicieron lo mismo.

img_rreyner_20170302-191846_imagenes_lv_terceros_informacion_adn_ymgerman-k9wH-U42478152571J0F-992x558@LaVanguardia-Web.jpg

Este suceso formaba parte de un recuerdo que habían provocado estos seres azules que se encontraban en mi dormitorio situados al lado de mi cuna. ¿Como era posible que siendo un bebe pudiera recordar todo esto y lo hubieran almacenado en mi memoria hasta el día de la sesión? Me temo, que todavía tengo más información que siempre he intuido que mi mente había decidido aparcar momentáneamente para conservar mi salud mental. Era evidente que estos seres me habían visitado con la intención de reajustarme según sus planes, y eso me da a plantearme cuantas veces mas lo habrán hecho y que no consigo recordar…

Tal vez ese sentimiento que me acompaña desde pequeña de no formar parte de mi familia y de no encajar sea debido a este suceso, tal vez una parte de mí ya sabía que algo escondía en mi interior y que debía simplemente recordar hacerlo consciente.

Volviendo a la sesión sentí como Joan enfocaba su atención en mi aura, la cual tenía algunas grietas por las cuales provocaba en mí unos desajustes que él intentaba enmendar. Para ello lo acompañaba un grupo de “enanitos” que le facilitaron el trabajo organizándose cada uno en cada grieta. Vi como primero untaban las grietas con un protector energético parecido a la masilla que usamos para tapar los agujeros de una pared, a la vez que dieron vueltas alrededor de mi cuerpo envolviéndolo de un plasma extraño, como si me estuvieran barnizando una y otra vez hasta obtener una capa bastante gruesa.

Además percibí la preocupación de mi amigo, que como terapeuta tenía la intención de curarme viéndome a mi misma en un estado energético deplorable. En un momento concreto del proceso noté como Joan desencajaba mi rostro abriéndolo como si fuera un “transformer” por partes, primero la parte de la mandíbula hacia abajo y la frente hacia arriba y la zona de las orejas llevándolas cada una a la derecha e izquierda dejando al descubierto un rostro de color naranja que brillaba como la luz solar.

hqdefault.jpg
Escena extraída de la película “Desafío Total”

 Acto seguido se dirigió a las grietas y en cada una de ellas introdujo una pieza que parecía formar parte de un puzzle y dichas piezas contenían también letras, números, colores y olores. En el momento justo que entraron en contacto conmigo se iluminaron como si fueran reseguidas por una sustancia parecida al oro liquido. Soy consciente que describir esta experiencia con palabras, que a mi modo de ver se quedan cortas, me limita mucho el poder transmitiros de forma precisa y con detalle tal como me habría gustado. Ya no hablo del impacto que ha sido para mí, coger unos simples apuntes que he ido recordando de forma desordenada y reunirlos con la intención que tuvieran sentido para poderlos escribir en este blog.

Debo señalar que en el momento que finalizamos la sesión que duró un par de horas, me costó unos 10-15 minutos aterrizar. Recuerdo cómo al abrir los ojos y mirarme las manos no reconocía mi cuerpo, me sentí extraña en un primer momento y poco a poco fui volviendo a mi estado “natural”. Cuando me dispuse a sentarme, ya que estaba estirada en la camilla, me pareció moverme en cámara lenta sintiéndome muy pesada, al empezar a caminar me sentía como si llevara zancos y todavía no me había calzado mis queridas plataformas que me había puesto para combatir el frío aquella tarde de invierno.

Salí del trance con mucha sed y ganas de ir al baño, así que cuando entré y me vi reflejada en el espejo debo confesar que pensé en mi interior:  ¿Esta soy yo, soy una mujer? Cuando me senté a tomar algo y compartí con Joan todo lo que había experimentado, aparte de parecerme una historia imposible de creer, me sentí violenta porque una parte escéptica de mi no aprobaba en absoluto lo que estaba explicando. Han pasado 3 días y sigo en estado de shock buscando información y consultando en varios grupos sobre algunos detalles que se escapan totalmente a mi comprensión. Espero que hayáis disfrutado con la lectura y ya os digo de antemano que acepto todo tipo de criticas, peor que la mía lo dudo mucho…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s